Pero sin azúcar – Nimphie Knox


Hace seis años, Marco visitaba todos los días la estación de trenes de Retiro. Allí, un niño llamado Daniel le lustraba los zapatos a cambio de una sonrisa y un billete de dos pesos.

“Pero sin azúcar” narra los confusos sentimientos del Daniel ya adolescente, luego de que Marco lo rescata de la indigencia y la enfermedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s