Guevara. Anatomía de un Mito [Documental]

A diferencia de otras obras, “Guevara, Anatomía de un Mito” presenta testimonios de compañeros de armas del Che en Cuba, el Congo y Bolivia, con un énfasis especial en el carácter violento y autoritario del guerrillero.El documental narra también las ejecuciones sumarias a que el Che sometió a muchos de sus enemigos políticos, inclusive en la Sierra Maestra antes del triunfo de la revolución cubana en enero de 1959.

Entre los entrevistados están el conocido comandante revolucionario Húber Matos, quien tras la victoria de los rebeldes cubanos fue condenado a 20 años de prisión; el comandante Benigno (Dariel Alarcón Ramírez), hombre del Che en Cuba, el Congo y Bolivia, hoy exiliado en Francia, y otros comandantes y capitanes de la revolución cubana.Los testimonios del documental dan cuenta de no menos de 12 ejecuciones ordenadas o llevadas a cabo con su propia mano por el Che en el período previo a la victoria, y centenares de ejecuciones en el paredón de fusilamiento de la fortaleza militar de La Cabaña, en La Habana, durante los cuatro meses de 1959 en que Guevara estuvo al frente de esa prisión.

De hecho, organizaciones que recopilan estadísticas de la represión política en Cuba informan de por lo menos 156 ejecuciones ordenadas o realizadas por Ernesto Guevara, la mayoría de ellas durante su estancia en La Cabaña.En el documental, es particularmente estremecedor el testimonio de la ejecución del campesino Eutimio Guerra durante la lucha armada en Cuba. Se sospechaba que el campesino había delatado la posición de los rebeldes. Un tribunal revolucionario lo juzgó en la Sierra Maestra y llegó a la conclusión de que no había pruebas de la delación. Aun así, el Che Guevara le dijo a los miembros del tribunal que si ellos no mataban al campesino, él lo haría.

Entonces sacó su pistola y ejecutó a Guerra a sangre fría, según los entrevistados en el documental.Otro de los entrevistados es el arquitecto Nicolás Quintana, quien en 1959 estaba diseñando el rascacielos del Banco Nacional de Cuba, donde hoy día está el hospital “Hermanos Almejeira”, en La Habana. El Che Guevara fue nombrado presidente del Banco Nacional ese mismo año, y como tal citó a su despacho al arquitecto. Según Quintana, el comandante argentino, sin apenas cruzar palabras y con sus pies sobre el escritorio, le pronosticó tres posibilidades: ir al paredón de fusilamiento, ir a la cárcel o ir al exilio. Todo esto por ser Quintana de la clase alta cubana. Por supuesto, el arquitecto eligió el exilio.

DESCARGAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s