Batman. Detective Comics No. 12

Más allá de haber sido un tanto predecible, la declaración realizada por Bruce Wayne en las páginas finales de “Batman and Robin” #16 fue algo verdaderamente sorprendente. Aunque personalmente, encuentro más sorprendente aún el hecho de que ahora Bruce valla con su identidad de civil en busca de alianzas con los gobiernos de múltiples países en los cuáles está interesado, no solamente para consolidar alianzas civiles y gubernamentales y unir tecnología y recursos, sino también para reclutar a los luchadores contra el crímen de cada uno de estos países, y en este caso es el turno de Francia.

La cuestión es que la misma semana en la que Bruce fue a París para reunirse con el Director de la Policía Nacional de Francia y tratar de expandir su franquicia global anti-criminal hacia una de las principales potencias mundiales, tuvo lugar una serie de asesinatos de importantes personalidades locales, lo cuál ciertamente despertó gran revuelvo y fue la excusa perfecta para que Bruce y Dick extendieran su propio brazo de la ley hacia la Ciudad del Amor para tratar de descubrir a los responsables tras estos cruentos hechos.
Tras no haber podido salvar a un nueva víctima de esta ola de bizarros asesinatos, ambos Caballeros Oscuros ponen en marcha distintos operativos hasta que dan con el principal sospechoso de los hechos, un vigilante local llamado Nightrunner. Pero resulta ser que nuestros héroes estaban equivocados, pues Bilal Asselah a.k.a. Nightrunner era una especie de Batman parisino, dispuesto a combatir con alma y vida contra la injusticia social. Muy por el contrario, la única responsable tras estos asesinatos es una extraña mujer llamada Korrigan, quien parece ser la lider del Golden Portal, un culto secreto aparentemente ubicado bajo tierra que parece abducir e hipnotizar a los vagabundos y desahuciados de la ciudad para cometer, por alguna misteriosa razón, esta misteriosa e inexplicable seguidilla de crímenes. De este modo es como nuestros tres Batmen se disponen a proteger a la próxima víctima de un atentado en su contra mientras que cientos de personas aparentemente hipnotizadas salen de las alcantarillas de la ciudad armados hasta los dientes y con un oscuro objetivo entre manos, lo cuál ciertamente me recuerda a los visto en “Batman: The Cult”.
Ante la espera de dos semanas para la conclusión de la historia principal presentada en este nuevo annual de “Detective Comics”, los editores deciden incluir dos back-ups en este cómic. Uno protagonizado por The Question/Renee Montoya en Nanda Parbat que decidí obviar y otro que relata el orígen de este peculiar Batman francés, su lucha por los derechos de los ciudadanos y su odio hacia la injusticia social producto de un sistema político en crisis. Pero esta breve historia no solamente trata de esto, sino que además aborda todo tipo de prejuicios y puntos de vista que, en cierto modo, ponen el tela de juicio el concepto, la discriminación y el tabú que existe entre oriente y occidente, conformando así un todo que hace de esta porción de hojas la más interesante de estas cuarentipico de páginas.
No obstante, nuevamente me encuentro un tanto disgustado con el encargado del apartado gráfico del cómic, que en este caso es el dibujante español Agustin Padilla, visto anteriormente en el Bativerso en “Bruce Wayne: The Road Home – Oracle”. Aquí, a diferencia de lo visto en el mentado one-shot, noto que su trabajo, tanto en lápices como en entintado, fue bastante más descuidado y desprolijo, lo cuál me hace pensar que Mike Marts y sus amigos nuevamente están priorizando rapidez por sobre calidad, cosa que detesto profundamente cuando todos sabemos perfectamente que DC Comics tiene todos los recursos necesarios para hacer cómics impecables.
Más allá de esto, encuentro este annual lo suficientemente entretenido e interesante como para animarme a leer su conclusión y ver si Nightrunner finalmente se unirá o no a las filas de Batman, Incorporated como el segundo Batman internacional, que sinceramente debe ser el verdadero y único motivo por el cuál la mayoría de nosotros leímos este cómic, ¿o me equivoco?

DESCARGAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s