La cocina Americana. El helado


Pocas delicias, congeladas o no, son tan populares o tan americanas.

En su día, a los inmigrantes que llegaban a la Isla de Ellis se les servía helado como parte de su primera comida. Debido a las limitaciones de temporada y a las dificultades para obtener hielo, el helado no tuvo éxito hasta finales del siglo XVIII en Nueva York y entonces estaba limitado a los ricos.

Sin embargo, fueron los vendedores callejeros italianos que servían los “Penny Licks” (costaban un penique y la gente dejaba limpio el pequeño vaso en el que se servían) los que ayudaron a que el helado se convirtiera en una obsesión nacional. Entonces, en la Exposición Mundial de San Luis de 1904, a un vendedor de gofres se le ocurrió la idea de poner una bola de helado en un gofre enrollado cuando su vecino heladero se quedó sin platos.

La extraordinaria delicia tuvo éxito y todavía es una de las formas favoritas de disfrutar del helado. Ya sea en forma de helado con diferentes coberturas, sándwich helado, banana split, copa de helado o de soufflé Alaska, el helado es un clásico americano sin el que el país no puede vivir. No en vano se consumen millones de kilos al año de este frío manjar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s