La Cocina Americana. Los Refrescos


¿Sabían que “Coca-Cola” es la segunda palabra más conocida en el planeta, después de “OK”? Cada año, en Estados Unidos se beben refrescos con gas en cantidades suficientes como para llenar más de 100.000 piscinas olímpicas.

Un fabricante de refrescos vende una bebida con sabor a pavo y salsa para el día de Acción de Gracias. Azúcar, agua y dióxido de carbono: estos ingredientes tan simples son la base de una industria que mueve 25.000 millones de dólares al año.

Plantas de embotellado modernas y con tecnología punta proporcionan a los consumidores miles de millones de litros de refrescos al año, con toda clase de sabores, sin calorías o bajos en calorías, con cafeína o descafeinados, en latas, botellas, todo empaquetado y vendido con algunas de las mejores estrategias de publicidad que se hayan desarrollado nunca.

La historia de los refrescos, que se inspiró en las milagrosas aguas minerales y progresó gracias a los farmacéuticos de las pequeñas ciudades, es la historia del ingenio y la competitividad estadounidense, junto con la insaciable sed de beneficios. Nos introduciremos en su burbujeante pasado, además de examinar su futuro efervescente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s